ASAMAB

ASAMAB – Associação dos Artesãos de Brinquedos de Miriti de Abaetetuba

Ubicación: Abaetetuba, Pará,  N de Brasil
Superficie: 1.610,7km²
Población: 153.380hab
Densidad: 95,22hab/km²
IDH: 0,628
Distância para la capital provincial más cercana: 60km
Cantidad de asociados: 100 famílias
Perfil: Grupos familiares

En el Norte de Brasil, rodeada por la riqueza amazónica está la ciudad de Abaetetuba, que se compone de un conjunto de 72 islas habitadas por comunidades ribereñas y quilombolas, que poseen hábitos culturales, costumbres y memorias distintas. A orillas del río Guamá está el centro urbano de Abaetetuba, con un muelle más estructurado (protegido por la mítica figura de la Cobra Grande), donde se produce la feria más importante de la región, la feria de juguetes de Miriti.  El comercio de la región se utiliza de las vías fluviales para hacer llegar toda clase de productos a las comunidades, incluyendo el flujo de la producción de juguetes. 

El Miritizeiro (Mauritia Flexuosa) es una palmera muy alta vasta en la región y típica del bioma amazónico, siendo percibida hasta América Central. Considerada el “árbol sagrado” provee recursos esenciales para la vida de estas comunidades. Su fruto se utiliza en la alimentación; la paja para la construcción de las cabañas,; la fibra para la confección de redes; los brazos o ramas para la confección de los juguetes -este material , ligero y de fácil manipulación es considerado el isopor (poliestireno) de la amazonia. El manejo sostenible de esta palmera ocurre naturalmente. Considerando su importancia social, las prácticas de cultivo y reposición son reconocidas por las instituciones brasileñas.

El juego es esencial para el ser humano.  Los juguetes de Abaetetuba mezclan las figuras mitológicas e historias de la región con la realidad, estimulando la creatividad, la sensación de reconocimiento y pertenencia. Esta producción, con técnicas de herencia indígena y manejo sostenible en armonía con el medio ambiente, fue considerada y está protegida como patrimonio histórico cultural inmaterial por el Instituto del Patrimonio Histórico y Artístico Nacional (IPHAN). Cada grupo familiar tiene su taller. Todos los miembros están involucrados en las etapas, de manera natural e integrada. En general, los hombres son responsables de la retirada de la madera en el bosque o en los pequeños patios. Los objetos son cortados, tallados, lijados y pintados y las tareas distribuidas entre padres, madres, abuelos e hijos. Los grupos se reunen mensualmente en asambleas en la asociación para debatir sobre dificultades o informaciones de interés y las ventas ocurren directamente al consumidor en las ferias o a través de los mercaderes por barco.